Anuncio 1:

Como configurar una IP y DNS fija o automática en Windows

Para asegurar el buen funcionamiento de algún programa como puede ser emule, o bien para poder hacer funcionar correctamente los servicios de un servidor, necesitaremos disfrutar de una IP fija o estática, de la misma forma, que si queremos acceder a páginas webs bloqueadas por nuestra compañía de internet, necesitaremos usar un DNS distinto.

Ambos cambios son muy sencillos de hacer, solo hace falta saber dónde buscar y que IP y DNS poner, una vez lo sepamos tan solo deberemos cambiar la configuración de nuestra red que por defecto va en automática, lo que quiere decir que cada vez que encendemos el ordenador descarga una configuración del router distinta.

Y cambiaremos esta configuración por la nueva que será fija y que asignaremos manualmente, lo que quiere decir que siempre será la misma, lo que no da ciertas ventajas como por ejemplo si queremos abrir ciertos puertos en el router, ya que los puertos se abren para una IP específica, y si abrimos los puerto para una IP y usamos otra, los puertos seguirán cerrados para esa nueva IP.

Lo primero que tenemos que hacer para tener una IP fija o estática, es averiguar que IP nos puede y suele dar el router, para ello, debemos ir al programa “ejecutar” que encontraremos en el menú de inicio de Windows, y escribir dentro “CMD” y darle a ejecutar, o también dependiendo de la versión de Windows de la que dispongáis podéis ir a la barra de búsqueda de inicio y escribir en ella “CMD” o “símbolo del sistema” y cuando nos aparezca bajo cualquiera de los 2 nombres entramos en él.  

Una vez hayamos ejecutado el CMD o símbolo del sistema, nos aparecerá una pantalla en negro donde deberemos escribir el comando “ipconfig /all”, el cual nos dará toda nuestra configuración de red, y de donde sacaremos los parámetros que usaremos para realizar la configuración que necesitamos poner una IP como fija o estática, tal y como podéis ver en la siguiente pantalla:


Los datos que necesitamos de la pantalla anterior, son la dirección IP, la puerta de enlace y la máscara subred, apuntamos esos datos en un papel, y nos dirigimos a la siguiente dirección según el sistema operativo que tengamos:

Si tenemos Windows XP o Windows Server 2003: Nos dirigiremos a Inicio >> Panel de control >> Conexiones de red >> conexión de área local >> propiedades seleccionamos la opción protocolo TCP/IP.

Si tenemos Windows 7, Windows 8 o Windows 10: Nos dirigiremos a Inicio >> Panel de control >> Redes e Internet >> Centro de redes y recursos compartidos  >> cambiar configuración del adaptador >> propiedades del adaptador que este habilitado >> propiedades >> seleccionamos la opción protocolo TCP/IP IPV4 y presionamos la opción propiedades.

Una vez hayamos ido a alguna de las 2 direcciones anteriores, nos aparecerá la siguiente ventana, y allí deberemos poner los datos que nos hemos apuntado anteriormente del “ipconfig /all”:


En el campo IP, pondremos la dirección IP que nos hemos apuntado antes, la máscara de subred se rellenara automáticamente, en cuanto a los servidores DNS, pondremos siempre los que nos ofrece Google, que son los 8.8.8.8 y 8.8.4.4, que son mucho mejores y más rápidos que los de las compañías de internet, además si las compañías tienen bloqueada alguna web vía DNS, podremos entrar igualmente al no usar las suyas, después ya solo queda aceptar y salir para que los cambios surtan efecto.

Y ya está, ya tenemos nuestra red configurada de forma fija o estática, si queremos volver a ponerla dinámica, tan solo tendremos que volver a realizar los mismos pasos y marcar la opción de automática y aceptar, y ya la habréis vuelto a cambiar. En fin espero que este articulo os haya sido de ayuda, muchas gracias por vuestra visita y espero que volváis muy pronto.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Anuncio 3:

Utilizamos cookies para mejorar su experiencia.

Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Saber más

Acepto